Mielopatia cervical

La causa adquirida más frecuente de mielopatia cervical en mayores de 55 años es la mielopatia cervical espondilótica (cervicoartrosis).

Contenido

Descripción

La mielopatia cervical es la afección o daño de la medula espinal a nivel del cuello o región cervical.

Causas

Son muy variadas y pueden ser de origen:

  • Degenerativa: La causa más frecuente en mayores de 55 años. Es una enfermedad crónica en la que la médula espinal resulta dañada, bien de forma directa por compresión de elementos osteodiscales del raquis cervical ( hernias/protusiones discales, estenosis/estrechamiento de canal, artrosis/osteofitos…) bien de forma indirecta como consecuencia de la disminución del flujo arterial o del estasis venoso
  • Traumática: Fractura vertebral
  • Oncológico: Tumores
  • Otras como Infecciosa: Absceso epidural cervical

Síntomas

Suele presentarse de forma insidiosa. Solo una tercera parte de las personas con mielopatía cervical presentarán un cuadro de dolor cervical. A veces, los síntomas son sutiles: fenómeno de Lhermitte ( síntoma que se caracteriza por una sensación de descarga eléctrica que recorre la columna ). En fases más avanzadas, puede aparecer debilidad en miembros superiores o inferiores, alteraciones sensitivas dolorosas, alteraciones esfinterianas ( micción y/o defecación ) y alteraciones de la marcha.

Dignóstico

El examen físico y exploración neurológica: mediante los cuales se puede valorar daño radicular, y la presencia de signos mielopáticos en la exploración neurológica (espasticidad +/- hiperreflexia +/- clonus +/- RCP extensor o Hoffmann) o si existe alteración en las funciones sensitivas o motoras de brazos, piernas y esfínteres

Pruebas de imagen : La resonancia magnética es un arma diagnostica muy valiosa para poder determinar las posibles causas de dolor y ofertar así las distintas opciones de tratamiento para el paciente.

Exploración neurofisiológica: se basa en los resultados de la electromiografía (EMG) para el diagnóstico de la radiculopatía o daño de raíces cervicales y los potenciales evocados somatosensoriales (PESS) y los potenciales evocados motores (PEM) son herramientas diagnósticas que utilizamos para valoración del daño medular

Podemos ayudarte

Tratamiento

Conservador: Reposo relativo, medicación antiinflamatoria

Quirúrgico:

Indicado para Mielopatía progresiva, moderada o grave  (pérdida de coordinación de manos o habilidades motoras disminuidas, alteración de la marcha, alteraciones esfinterianas).

Objetivo: El objetivo principal de la cirugía es detener la progresión del daño medular. Para ello se debe de conseguir la mayor descompresión posible por la vía menos agresiva.

Tipos de cirugía: Abordaje anterior: Discectomía cervical anterior y fusión, Abordaje posterior: Laminectomia con o sin fijación posterior o laminoplastia o la combinación de ambos abordajes. Para seleccionar el tipo de cirugía es necesario la valoración por un cirujano especialista en columna e individualizar cada caso

Ir arriba