Meningioma

Un tumor cerebral frecuente que se puede curar con cirugía.

Contenido

Descripción

Un meningioma es un tumor cerebral , casi siempre benigno, que se origina a partir de las células aracnoideas de las meninges. Por lo general, los meningiomas son tumores de crecimiento lento. Existen unos subtipos histológicos más agresivos, las variantes atípica y anaplásica.
Constituyen entre un 13 y un 26% de los tumores intracraneales primarios, con una incidencia anual de aproximadamente 6 por cada 100.000 habitantes.
Los meningiomas se pueden manifestar a cualquier edad, siendo más frecuentes en la edad media de la vida y en las mujeres.

Causas

Existe una asociación demostrada entre los meningiomas y las radiaciones ionizantes.

La mayor incidencia de los meningiomas en las mujeres sugiere un papel etiológico de las hormonas sexuales femeninas (progesterona) en estos tumores.

Existen enfermedades hereditarias  como la neurofibromatosis tipo 2 (NF2) que predisponen a la formación de meningiomas, pero también se han dado casos de  familias con predisposición hereditaria sin NF2.

Síntomas

En muchos casos, el diagnóstico de estos tumores se realiza de forma casual en pacientes asintomáticos.  El diagnóstico incidental está aumentando por el uso casi rutinario de la tomografía axial computerizada (TAC) y la resonancia magnética nuclear (RMN).

Un síntoma habitual en la mayoría de los casos es el dolor de cabeza. No obstante, las manifestaciones clínicas de los meningiomas  varían según la zona del cerebro que afecten. De este modo podemos encontrarnos con síntomas como epilepsia, pérdida de concentración, alteración de la memoria, cambios en el comportamiento o las emociones, parálisis en la cara o extremidades, pérdida de la sensibilidad, trastornos del lenguaje, afectación de las funciones neurosensoriales (vista, olfato, gusto, audición, equilibrio).

Dignóstico

El diagnóstico de los meningiomas se establece gracias a  la combinación de diferentes pruebas (fundamentalmente TAC y Resonancia Magnética).

La confirmación del diagnóstico se establecerá gracias a una biopsia tumoral.

Podemos ayudarte

Tratamiento

El tratamiento de los Meningiomas debe individualizarse para cada caso, ofreciendo siempre un abordaje multidisciplinar. El eje de dicho tratamiento se conforma por la extirpación tumoral mediante técnicas de microneurocirugía. Es posible curar la enfermedad si se extirpa la totalidad del tumor y su base de implantación en la duramadre.

Pese a alcanzar una resección tumoral completa, las recurrencias son posibles, pero son muy raras cuando se ha quitado todo el tumor y su base de implantación en la duramadre.

Como alternativa a la cirugía disponemos de la radioterapia, cuya utilidad reside en detener el crecimiento del tumor. La radioterapaia por tanto se emplea también como complemento a la cirugía cuando no se pueden alcanzar extirpaciones completas. Suelen ser casos de tumores grandes situados en  zonas complejas (la base de cráneo por ejemplo) cuya extirpación supone un riesgo elevado. El problema es que no todos los tumores se frenan y algunos pueden empezar a crecer otra vez.

Tras una valoración clínica por parte del Neurocirujano,  las pruebas  de neuroimagen permitirán conocer la extensión del tumor, el  tamaño y zonas afectadas. De este modo se establecerá una estrategia terapéutica individualizada.

En los últimos años hemos asistido a un notable progreso en cuanto al manejo de los tumores cerebrales. Las mejoras  en las técnicas microquirúrgicas y en el soporte tecnológico intraoperatorio (microscopio quirúrgico, neuronavegación, monitorización neurofisiológica) permiten llevar a cabo cirugías de mayor complejidad con mayor seguridad, optimizando el pronóstico de nuestros pacientes.

Ir arriba