Tumores cerebrales. Generalidades

Una patología compleja que precisa un abordaje terapéutico multidisciplinar.

Contenido

Descripción

Un tumor cerebral es un proceso expansivo que crece dentro del cerebro. Los tumores primarios se originan en el sistema nervioso, mientras que los segundarios surgen en otra parte del organismo y se extienden al cerebro en forma de metástasis.
El pronóstico de los tumores cerebrales depende del subtipo histológico, siendo los malignos los que crecen más rápido, determinando un comportamiento más agresivo e invasivo.
Los tumores cerebrales pueden originarse a partir del parénquima encefálico, las meninges, los vasos sanguíneos, los nervios craneales, las glándulas intracraneales, el hueso o los restos embrionarios.

Causas

No se conocen causas demostradas que expliquen el desarrollo de los tumores cerebrales,  pero se conocen factores de riesgo que predisponen a sufrir la enfermedad, como son algunas alteraciones genéticas o la exposición a radiación ionizante.

Síntomas

Un síntoma presente en la mayoría de los casos es el dolor de cabeza. No obstante, las manifestaciones clínicas de los tumores cerebrales varían según la zona del cerebro que afecten. De este modo podemos encontrarnos con síntomas como epilepsia, pérdida de concentración, alteración de la memoria, cambios en el comportamiento o las emociones, parálisis en la cara o extremidades, pérdida de la sensibilidad, trastornos del lenguaje, afectación de las funciones neurosensoriales (vista, olfato, gusto, audición, equilibrio).

Dignóstico

El diagnóstico de los tumores cerebrales se establece gracias a  la combinación de diferentes pruebas (fundamentalmente TAC y Resonancia Magnética).

La confirmación del subtipo se establecerá gracias a una biopsia tumoral.

Podemos ayudarte

Tratamiento

Tras una valoración clínica por parte del Neurocirujano,  las pruebas  de neuroimagen permitirán conocer la extensión del tumor, el número de lesiones, tamaño y zonas afectadas. De este modo se establecerá una estrategia terapéutica individualizada.

En los últimos años hemos asistido a un notable progreso en cuanto al manejo de los tumores cerebrales. Las mejoras  en las técnicas microquirúrgicas y en el soporte tecnológico intraoperatorio (microscopio quirúrgico, neuronavegación, monitorización neurofisiológica) permiten llevar a cabo cirugías de mayor complejidad con mayor seguridad, optimizando el pronóstico de nuestros pacientes. El conocimiento creciente sobre la oncogénesis tumoral  desde un nivel molecular va a permitir el desarrollo de nuevas terapias específicas. El desarrollo de las terapias oncológicas (radioterapia, radiocirugía, quimioterapia) en combinación a la cirugía resulta esencial para alcanzar resultados cada vez más esperanzadores en nuestros pacientes.

Todo ello traduce la necesidad de un abordaje terapéutico multidisciplinar y de calidad.

Ir arriba